Menta

Blog

Conoce las ventajas de monitorear tu infraestructura dinámica

Si tienes un sitio o aplicaciones web quizá hayas escuchado los términos de infraestructura estática e infraestructura dinámica, pero ¿qué son y cómo se distinguen?

La primera, la estática, es una estructura tradicional en la que tienes una cantidad de recursos limitados que no varían; mientras tanto, la segunda, la infraestructura dinámica, está basada en software capaz de identificar, virtualizar, clasificar, cuantificar y rastrear los recursos del centro de datos. Un ejemplo de la primera es cualquier sitio de un servidor único, en el segundo grupo podemos encontrar aplicaciones como Airbnb o Amazon. Si tu empresa requiere una u otra esto, dependerá de si requieres migrar a la nube o modernizar tu arquitectura de monolítica a microservicios.

Estas son algunas variaciones de la infraestructura dinámica respecto a la estática.

En el pasado, cuando la infraestructura estática predominaba en el mercado requería de un tipo específico de monitoreo. Ahora, cuando las necesidades apuntan hacia la infraestructura dinámica, esa clase de monitoreo quedó atrás, por lo que ha sido necesario avanzar hacia uno distinto.

De la infraestructura estática a la dinámica

A medida que van ocurriendo cambios, éstos pueden tornarse como oportunidades. En el caso de implementar una infraestructura dinámica, encontrarás cambios en la manera en la que trabaja tu equipo o cómo se comprometen los clientes con tu marca. Probablemente comenzaste con una estructura más simple, pero con el tiempo la estructura va tomando forma, se hace más compleja y ese proceso de adaptación te brinda muchas oportunidades: necesidades de marketing, desarrollo de tecnología, mayor eficiencia.

Una infraestructura dinámica te ofrece ventajas como, por ejemplo, correr la infraestructura que necesitas cuando la requieres, lo que da como resultado que utilices la cantidad de recursos correcta, tanto de tiempo como de dinero.

Cómo opera el monitoreo de infraestructura dinámica

Claves del monitoreo de infraestructura dinámica

De la infraestructura estática a la dinámica

El dinamismo consiste en tener la posibilidad de escalar la infraestructura, tanto horizontal como vertical. La vertical sucede cuando a un mismo recurso le agregas más capacidad, por ejemplo, pasar de 32 GB a 64 GB. esto aplica a varios servidores. En contraste, la escala horizontal consiste en agregar más elementos del mismo tipo, es decir, agregar más servidores. Existen además dos formas de hacerlo, manual o con autoescala de forma automática. Sin importar si tienes un sólo servidor o varios puedes ver la información por grupos o de manera individual.

Si quieres examinar este monitoreo en tu página o aplicación para probar sus cualidades solicita un demo con nuestros expertos.